Benvinguts al blog de Juan García Sentandreu

"En politica, com en qualsevol atra empresa humana, lo important es tindre raó. Quels demés mos la donen a soles es questio de temps. Mosatros nos entregarem en constancia i entusiasme a omplir el temps de raó. De raó valencianista."

Les mes grans movilisacions

El 13 de juny de 1997 i el 27 de novembre de 2004 Juan García Sentandreu convocà les mes grans movilisacions populars en defensa de la personalitat valenciana arribant a juntar a mes de 500.000 persones.

Derogar l'Avll, una missio irrenunciable

L'Academia Valenciana de la Llengua creada per consens politic va supondre l'oficialisacio del català en la C.Valenciana per lo que debem de lluitar front ad esta com a missio irrenunciable del valencianisme.

L'identitat valenciana

"L'identitat i la llengua valenciana es un crisol de cultures i tradicions que devem de defendre com a part consustancial del nostre cos i anima valenciana."

La lluita contra el catalanisme

"Per a que el nostre Regne torne als millors temps de riquea i esplendor devem de llevarmos de damunt eixa pagina d'autodestruccio i negacio de lo valencià que supon el catalanisme."

miércoles, 25 de julio de 2012

Bausset, mitad monje, mitad soldado (y II)


La militancia en lo mundano de nuestro monje en Monserrat debe de provenir, como en el caso de Joan Fuster, de alguna antigua militancia falangista si no directa tal vez consanguínea. Bausset es, sin duda, la representación más genuina del neofraquismo nacionalista catalán, aquello que se llamó, y él es muestra de su vigencia, el "nacional-catolicismo" en su versión "vintage" y catalanista mitad monje mitad soldado. Bausset es, como cuando estudiábamos "el Libro de España" en el que se nos enseñaba las autoridades locales del municipio, la representación de la "fuerza viva" de la iglesia local junto al alcalde, el médico y el rico de turno del pueblo, representado hoy por el burgués y militante de CiU que busca, como Bausset, llegar por el nacionalismo hacia Dios. Poco ha cambiado.

Y es que el postfranquismo ha heredado, sin duda, lo peor del franquismo: el partido único o "Movimiento Nacional" hoy en régimen de duopolio y con ínfulas de jerarquía y casta; el sindicalismo subsidiado, sumiso y vertical representado por una ingente ejército de liberados vagos y maleantes; y una corte patronal, también institucionalizada, convertida en un "lobby" de damas de compañía para cuando Su Majestad o el político de turno se va de putas al extranjero. Poco ha cambiado, insisto.

El monje de Monserrat sabe bien por su padre recientemente fallecido que era un asiduo, en su día, de las tertulias falangistas más críticas y colaborador con el diario del Movimiento "LEVANTE", lo que le hacía coincidir, y de ahí viene su entrañable amistad, con los falangistas Joan Fuster y Vicent Ventura, este segundo, habitual columnista del rotativo franquista.

¿Todo ello significa o nos permite resumir que Bausset padre, Joan Fuster y Vicent Ventura fueron falangistas? La respuesta es la misma si lo que se pretende, como lo hacía el monje de Monserrat en su artículo original de este debate, es demostrar la catalanidad del poeta Casp o del filólogo Fullana. Mientras Fullana, pese a su gran conocimiento de la lengua catalana, nunca aceptó la unidad de la lengua, y mientras las veleidades y miserias de Casp le llevaron a participar en su propio suicidio intelectual, ninguno de los dos puede ser tachados y recordados en su epitafio como catalanistas. Como tampoco debería de serlo el padre del monje de Monserrat, o el escritor Vicent Ventura, o el mismísimo militante de la Falange Tradicionalista y de las JONS, Joan Fuster, cuyas odas a la dictadura y su carnet de militante siguen siendo un testimonio de su pasado, hasta muy mediana edad, fascista.

Así que si tiramos mano de las fotos color sepia y del pasado de mis viejos camaradas más de una sorpresa nos vamos a encontrar. Lo mismo que si se me acurre hacer un repaso al organigrama de nuestra administración autonómica y empezamos a pasar lista.

martes, 24 de julio de 2012

La sinceridad valencianista de Fullana y Casp frente a la impostura de Fabra

El monje de la abadía catalana de Monserrat, Josep Miquel Bausset, hace un alambicado artículo en la edición del 23 de Julio en LEVANTE EMV bajo el título "Pompeu Fabra i el valencianisme de la República" para intentar probar las concomitancias entre el catalanismo fabrista y el valencianismo de Lluis Fullana y Xavier Casp de allá por los años 30 y 40 "per més que li moleste al Sr. Garcia".



Después del debate con el geminado Sal.lus Herrero sobre la falta de autoridad sobre las lenguas de quienes carecen de la titulación de filología y que acabó poniendo patas arriba la credibilidad de los "padres" del nacionalismo catalanista moderno, el ingeniero Pompeu Fabra y el periodista Prat de la Riba, ahora el monje Bausset pretende confundir la caridad cristiana del eminente sacerdote y filólogo valenciano, Lluis Fullana, y la educada vanidad del poeta Xavier Casp, con las paranoias nacionalistas del alquimista que hizo una normativa para sacar de la postración histórica a una lengua, la catalana, que nunca tuvo una literatura ni mínimamente comparable a la valenciana. 



Lo que hace el monje de Monserrat en su artículo no es otra cosa que intentar confundir al personal con la firma "a título provisional" que el filólogo valenciano LLuis Fullana estampó en la primera versión de las normas del 32 como un primer intento de codificar la lengua valenciana moderna. Cuando advirtió de que las citadas "Normas del 32" o "de Castellón" se trataban de un montaje del nacionalismo catalanista, un año después, en 1933, el Padre Lluis Fullana reeditó sus normas de ortografía valenciana que diferían ostensiblemente de las de Castellón. Pero la seguridad valencianista del académico valenciano no era ni romántica ni malintencionada como el catalanismo de Fabra, sino que era expresión de una clara convicción intelectual de la que nos dejó innumerables testimonios. Uno de ellos, en su propio discurso de toma de posesión del sillón correspondiente a la "lengua Valenciana" en la Real Academia Española de la Lengua el 11 de noviembre de 1928.



En 1918 en unos artículos publicados en el Diario de Valencia titulados "Per la llengua valenciana", concretamente el 19 de agosto de este año, Fullana sostiene taxativamente que "el valencià no es una derivacio del catala sino una llengua que es forma, creix i evoluciona al mateix temps que el catalá". Dos años antes, en 1916, Fullana escribía que "la lengua tiene vida propia independiente, literatura propia y puede formar su historia de evolución morfológica donde se emancipa de su madre. El dialecto no puede tener vida independiente, ni mucho menos literatura propia; por lo tanto, reíros de aquellos que sostienen que el valenciano es un puro dialecto; esos no han leído nuestros clásicos de los siglos XIV, XV, XV, i XVII". 



Y con Xavier Casp pasó lo mismo. Es cierto que el poeta valenciano tuvo escarceos con el catalanismo en sus años mozos, pero no fue para nada significativo en su larga carrera literaria, como tampoco lo fue, pese a las gravísimas consecuencias, su participación decisiva en la creación y legitimación de la siniestra Academia Valenciana de la Lengua de la que tuvo que huir despavorido cuando se dio cuenta del engaño. Le paso lo que a Fullana, pero para entonces la enormidad política ya estaba consumada.

miércoles, 11 de julio de 2012

QUINCE AÑOS SIN MIGUEL ANGEL BLANCO

 La devastadora noticia del asesinato de Miguel Angel Blanco es uno de esos recuerdos de tu vida que almacenas en la memoria particular con una precisión fotográfica, recordando el momento, el lugar y la emoción interior que produce. Ese día murió gran parte de la libertad en España y, con ella, un trozo del Estado y de la Nación. Pero eso sólo era el principio.

15 años después, el Estado está dispuesto no sólo a indultar y reinsertar a los culpables políticos y materiales de los 1.000 asesinatos de ETA sino que, incluso, está dispuesto a perdonarlos en nombre todas las víctimas cuando el perdón es un derecho y prerrogativa de las víctimas y no del Estado. El Estado podrá renunciar a exigir justicia y a rendirse ante el terror pero nunca podrá perdonar –en nombre de nadie- la agresión física y moral a la libertad, a la dignidad y a la integridad individual de las víctimas que supone disponer de sus vidas.

Por eso resulta especialmente abyecto y repugnante escuchar a algunos políticos cómo piden a las víctimas de ETA que “abandonen el rencor” y busquen la reconciliación y el encuentro con sus agresores, en lo que no sería otra cosa que la rendición absoluta de la sociedad, de la ley, del estado y de la libertad ante la violencia mafiosa y criminal del nacionalismo etarra -llámese como se llame- con el camuflaje nominal que utilizan a su interés como lo hacen con las capuchas con las que cubren el verdadero rostro de la mayor basura política que ha generado una parte de España.

domingo, 1 de julio de 2012

ARDE EL CORAZÓN DE VALENCIA


Cerca de 50.000 hectáreas  de territorio valenciano se queman irremediablemente ante la impotencia colectiva. El desastre ecológico es de consecuencias incalculables. Dos incendios continúan arrasando miles de hectáreas en el interior de Valencia y en la comarca del Alto Palancia de Castellón. El incendio de Cortes ha alcanzado ya a once municipios: Dos Aguas, Yátova, Macastre, Turís, Montroi, Real de Montroi, Alborache, Tous, Carlet, Catadau y Llombay, y el de Andilla avanza con efecto devastador en Alcublas —cuya montaña ha quedado completamente arrasada—, Villar del Arzobispo y Llíria en Valencia y  Sacañet, Teresa, Altura y Bejís, en Castellón.. En el incendio de Cortes y Dos Aguas, podrían haber ardido no menos de 30.000 hectáreas. Las cenizas y el humo son visibles y perceptibles en gran parte del área metropolitana de Valencia. Mientras, en el de Andilla, se han calcinado no menos de 20.000 hectáreas.


Este drama enturbia, sin duda alguna, una jornada que esperábamos de emoción por la final de la Eurocopa. Esa emoción se torna drama cuando ves que lo que se quema es el corazón de tu tierra. Mi gratitud a todos los 2.000 profesionales que siguen luchando contra el fuego mientras el pulso social lo sigue marcando el deporte.