lunes, 23 de agosto de 2010

NUEVO CURSO Y EN MAYO ELECCIONES (I)

Mucha gente aún no sabe que el próximo mes de Mayo tendremos elecciones autonómicas y locales.
De cara a estos comicios quiero hacer alguna reflexión en voz alta, especialmente para aquellas personas que no se conforman con la información que se suministra desde los medios de comunicación que, alineados a los partidos mayoritarios, nos dan una información interesada.

En los comicios de Mayo del 2011, en la Comunidad Valenciana, EL PARTIDO POPULAR NO SE JUEGA NADA. Pese a los casos de corrupción que tiene imputados a los tres presidentes provinciales y regional, Carlos Fabra en Castellón, Jose Joaquin Ripoll en Alicante y Francisco Camps en Valencia, el PP de la Comunidad Valenciana revalidará su mayoría por tres factores:

1.- El Psoe no es competencia. Los representantes socialistas en la Comunidad Valenciana son unos auténticos petardos. De bajo perfil político y lastimosa nulidad en el seno de la familia socialista, los Alarte y compañía carecen de peso específico en las ejecutivas nacional y autonómica, teniendo que soportar en esta última un tremendo cisma que les tiene entretenidos y despistados sin poder aprovechar las oportunidades que les brinda el caso Gürtel, el tremendo endeudamientos y crisis institucional de la Generalidad, y la pérdida de liderazgo de Camps en el PP.

2.- Canal 9 es una máquina de hacer votos. El sesgo y manipulación del canal autonómico es paradigmático y digno de estudio. El tratamiento de la noticia y el seguidismo militante que se hace de cualquier cosa en beneficio del gobierno autonómico del PP se realiza con una impudicia y descaro que cualquier otra opción política, incluso mayoritaria, está vetada de las escaletas y noticiarios si no es para destruir a sus representantes. Con Canal 9 nuestra televisión es más caja tonta que nunca y sus contenidos son un auténtico insulto a la inteligencia social de la que, muchas veces, prescinden las audiencias.

3.- El envilecimiento general y la falta de compromiso. Con la ayuda de los principales medios de comunicación se está consiguiendo no sólo el amodorramiento colectivo sino el envilecimiento social. A fuerza de arrojarnos sacos de basura televisiva se ha conseguido que la sociedad conviva con la vulgaridad y la defección. Otras sociedades más avanzadas y democráticas no permitirían el grado de corrupción política, pero al nuestra, que paga a los delincuentes por sus “hazañas” televisivas, ha hecho que el delito sea algo “normal” y consustancial en la vida pública. Que un Presidente de la Generalidad esté imputado por varios delitos por los que, con toda probabilidad, será condenado es algo impensable en el mundo anglosajón, pero en el nuestro, empobrecido y envilecido moralmente, lo vemos como algo natural.

Así pues, de la mano de la manipulación mediática, la tolerancia a la corrupción y la falta de alternativa socialista, el PP volverá a ganar por goleada, y ello, siendo la Comunidad más endeudada de toda España y con un producto interior bruto totalmente hipotecado por una deuda institucional y política que duplica la media nacional.

Así las cosas, habrá que plantearse si es bueno que el PP obtenga otro cheque en blanco en las elecciones de Mayo de cara a los próximos 4 años o si valdría la pena que esa mayoría estuviera templada, moderada y vigilada por un PARTIDO VALENCIANO Y VALENCIANISTA como es COALICIO VALENCIANA que impidiera la corrupción y el despilfarro en los ayuntamientos y en la Generalidad, el catalanismo en las aulas y los agravios que nuestra Comunidad sufre respecto de otras autonomías por culpa de una gestión ineficaz y la falta de peso específico en Madrid.

Pero esto os lo planteo en mi próxima reflexión. Saludos.

1 comentarios:

Mr. Sentandreu: la prueba de lo que usted dice venía hoy en Levante-EMV, sobre el tema de la financiación autonómica. ¿Cómo es posible que todas las comunidades autónomas hayan negociado a conciencia el sistema de financiación autonómico, y la Comunitat Valenciana se haya dedicado a seguir las directrices de Génova? Tiene usted toda la razón: así estamos, con 635 MM€ de deuda autonómica, la más elevada de toda España.

Publicar un comentario