viernes, 22 de octubre de 2010

LAPORTA, ENTRE LA CANALLADA Y EL HIJOPUTISMO

Laporta aboga por que la Comunitat Valenciana se integre en la independencia que propone para Cataluña.

Juan Lapuerta, expresidente del Barça y ahora presidente del engendro político autoproclamado a fuerza de dinero -no se sabe si salido o no de las denunciadas cuentas barcelonistas- como Solidaritat Catalana ha estado en nuestra tierra, en nuestro Reino de Valencia, para ultrajar nuestra cultura e identidad y, de paso, provocarnos.

Dice Juan Lapuerta que el objetivo de su nuevo partido "es conseguir la independencia para que los catalanes tengan más dinero para vivir mejor, y esto es extrapolable al resto de Paisos Catalans"..."independencia que se extendería al País Valenciano".

Lapuerta entra de golpe y por méritos propios en esa jauría radical-nacionalista que erige todo su discurso en la confrontación, la provocación y la ofensa interterritorial buscando hacerse un hueco en la política a cualquier precio, a coces y rebuznos del burro catalán que tan certeramente les representa de manera gráfica.

Pero Juan Lapuerta es algo más: es parte de la canalla y del hijoputista político que vierte sus esputos y heces sin la más mínima consideración ni recato. Se trata, sin duda, de hacer daño y buscar la contestación airada del adversario que le ponga en el candelero que la sociedad catalana le ha negado hasta ahora a sus estridencias y ensoñaciones parafascistas, alumbradas por las antorchas de un nacionalismo sórdido, inculto y arrogante.

Posdata: Mientras Juan Lapuerta siga llamando a nuestra Comunidad Valenciana o Reino de Valencia como “País Valencià” y parte de sus “Paissos Catalans” no tiene ningún derecho a exigirnos que le llamemos por su propio nombre.



http://www.facebook.com/profile.php?id=100000013789238&ref=mf

0 comentarios:

Publicar un comentario