viernes, 18 de marzo de 2011

MULTAS, MULTAS Y MÁS MULTAS EN VALENCIA.-

Esto de las multas no sólo es patrimonio de la izquierda y del nacionalismo. En Valencia ciudad la policía local va a saco. Los radares móviles del servicio de Tráfico del Ayuntamiento de Valencia no paran de imponer sanciones en los túneles y las rondas, especialmente. Las multas son una fuen ...te de ingresos segura en una época de crisis y el Ayuntamiento de Rita no perdona una.

La reducción de velocidad sólo tiene como finalidad la recaudación y no son, ni mucho menos, una consecuencia de la siniestralidad ya que, en muchos casos, el defecto de velocidad –ir demasiado lento- es motivo de accidente. Las multas han de ser, como la velocidad, algo razonable y no puramente sancionador o recaudatorio.

En la medianera del túnel de Ademuz suele verse un agente de la Policía Local, sentado en una hamaca junto a un radar móvil. Desde allí avisa a una patrulla colocada unos metros por delante. En ese punto caemos como moscas. Los medidores se colocan, sobre todo, junto al túnel de la avenida del Cid, o en las principales rondas de Valencia, por donde se circula habitualmente a más velocidad. A los 300, 400 e incluso 500 euros de multa se añade la retirada de puntos del carné de conducir. Estos radares móviles cambian de lugar varias veces en el mismo día con el fin de asegurar una recaudación a la tesorería municipal.

Si pusieran medidores de móviles, coches oficiales, comidas y VISAS a nuestros políticos munícipes pagaríamos más a gusto –si cabe- las multas. Pero pensar que esto es una consecuencia del despilfarro político es algo que cabrea.

0 comentarios:

Publicar un comentario