lunes, 23 de mayo de 2011

ENVIO



En tu propio solar, quedaste fuera,
del orbe de tus sueños hacen criba.

Pero, allí donde estés, cree y espera.
El cielo es limpio y en sus bordes liba
claros vinos del alba, primavera.

0 comentarios:

Publicar un comentario