martes, 11 de octubre de 2011

RUSSAFA

 El nombre de Ruzafa deriva del árabe رصافة (Ruṣāfatu) que significa 'jardín'. El origen de Ruzafa se halla en una finca de recreo musulmana construida por Abd Allah al-Balansi en el siglo IX a unos 2 km de la ciudad de Valencia. Dicha finca debió desaparecer bastante pronto, ya que los hijos de Al-Balansi no continuaron residiendo en Valencia, pero la zona ajardinada de su alrededor se conservó y fue empleada como lugar de esparcimiento y parque público, como testimonia el gran poeta valenciano Abu ‘Abd Allah ibn Galib, tambien conocido como Al-Russafi y nacido en el año 1.141. Alrededor de dichos jardines se originó una alquería, que es el núcleo del posterior poblado.Ruzafa constituyó un municipio independiente desde 1811 hasta 1877, en que pasó a formar parte del ayuntamiento de Valencia.

Al-Rusafi, dedicó a Ruzafa y a Valencia una maravillosa elegía de la que alguna vez os he hablado y que transcribo parte en valenciano y parte en castellano. Al- Russafi la escribió originariamente en árabe, aunque los poetas moros y los mozárabes ya escribían en romance valenciano desde el siglo XI. Su autor añoraba la tierra de su mocedad cuando se tuvo que desplazar a vivir a Málaga donde trabajó de sastre mientras escribía este sobrecogedor poema. Hace 900 años.

ELEGÍA A VALENCIA

Amigos ¿qué tiene el desierto
que se ha impregnado de perfume?
¿qué tienen las cabezas de los jinetes
que caen desfallecidas como ebrias?
¿se ha desmenuzado el almizcle
en el camino del céfiro
o alguien ha pronunciado el nombre de Valencia?.

Amigos, deteneos conmigo
pues hablar de ella trae la frescura
del agua a las entrañas ardientes.
Deteneos de grado y calmad vuestra sed
pues es seguro que vendrá la lluvia
y regará la Russafa y el Puente.

Es mi patria, y allí, siendo polluelo
se encañonaron de plumas mis alas,
y su solar me abrigó como nido.
Inicio de una dulce vida
en las primicias de la mocedad
¡Nunca permita Dios que olvide
que me sedujo cuando era joven!

Allí vestimos la túnica de la juventud,
y ahora estamos desnudos de sus adornos
aunque ella siga engalanada.
¡Ay morada de nuestra edad primera!
¿Cómo nos hemos alejado
de aquella juventud y de aquel tiempo?

¡Ay, amada regio recort de la qual
no me ve a les meues entranyes
sense que tire llagrimes roges!
¿Acas ser la patria d´un chicon
li obliga a amar-la mentres vixca?

No hi ha atra igual, plena d´almesc,
a on el zefir plena ses odres de perfum;
plena de plantes, en flors d´or i argent
en les galtes de l´amada terra,
i riuets, capsules de la Via Lactea,
que tapen ses vores d´entreteixides flors.

Bella com lo millor d´una vida que fon dolça;
es alegre com lo mes fermos
d´una antiga joventut que ya passà.
Diuen ells: El paraïs nos descrius.
—¿I com podra ser el dit paraïs
en un atre dels mons? —els conteste.

Valencia es aquella esmeralda
per a on camina un riu de perles.
Es una novia la bellea de la qual
Deu li ha donat per a despres
concedir-li la joventut eterna.

En Valencia es eterna la força del mati
puix el sol juga en la mar i l´Albufera.
Els bufits dels vents apedreguen
a les estreles en les seues flors
i per por ningun dimoni s´acosta ad ella.

Encara que la ma de la separacio
haja estes entre tots nosatres
distancies que el viager tarda un mes
en recorrer, Valencia seguix sent
la perla blanca que m´allumena.

0 comentarios:

Publicar un comentario