martes, 29 de noviembre de 2011

ARGUMENTO Nº 9 CONTRA LA MENTIRA DE QUE EL VALENCIANO PROVIENE DEL CATALÁN

¿Cuántas veces hemos oído decir que los valencianos hablamos catalán porque en 1238, cuando Jaime I conquistó el Reino moro de Valencia nos trajo el catalán a través de sus huestes catalanas que colonizaron nuestro territorio?

Para introducir una PRUEBA más sobre la existencia en el reino moro de Valencia de la lengua valenciana entre los cristianos o mozárabes de los siglos XI y XII quiero hablaros de una figura extraordinaria: la del santo valenciano San Pedro Pascual autor de la “Biblia Parva” escrita en “romanç valenciá” o lengua valenciana en la segunda mitad del siglo XIII recién conquistado nuestro Reino por Jaime I.
San Pedro Pascual era hijo de una conocida familia cristiana de la mozarabía valenciana, esa que niegan los catalanistas que existiera. Su familia era conocida por sus obras piadosas de hospedería de mendigos y por mantener y costear el mantenimiento del Convento valenciano del Santo Sepulcro. Así eran las cosas en la Valencia del siglo XIII. Los 60.000 valencianos cristianos mantenían sus estructuras civiles, su religión y su cultura y lengua valenciana.

Apenas 10 años después de la entrada de Jaime I en Valencia, fue ordenado sacerdote San Pedro Pascual quien cursó estudios con el propio Santo Tomás de Aquino. Si bien inició sus estudios eclesiásticos en la Valencia mora los acabó en Paris. Jaime I lo nombró preceptor de su hijo D. Sancho hasta que el Papa Urbano IV lo nombró Arzobispo de Granada bajo dominación mora. Bonifacio VIII lo nombraría Arzobispo de Jaén 1297 poco antes de su muerte, el 6 de Enero del 1300, tras su detención, martirio y decapitación.

A lo que vamos ¿Por qué un sacerdote valenciano de mediados del siglo XIII escribe una Biblia en “romaç valenciá” o lengua valenciana? Pues por la sencilla razón que era la lengua de la sociedad cristiana valenciana o mozarabía. La lengua vehicular de comunicación oral y escrita entre todos los cristianos y muchos judíos y moros de la valencia anterior a la llegada de Jaime I. ¿Qué sentido tiene escribir una Biblia para un pueblo que, según los catalanistas, era todo moro y no quedaban cristianos o mozárabes? ¿Y qué sentido tiene escribir una biblia en valenciano si -según los catalanistas- aquí se hablaba sólo árabe?

La Biblia Parva y la Jarchas moras demuestran que la lengua de nuestro Reino había sobrevivido a la arabización hasta el punto de que la importancia del sustrato cristiano en la Valencia mora hacía que incluso los árabes escribieran parte de su obras en romance o lengua valenciana. Acordaros de la cita literal del poeta moro de Denia, Ibn Sida (1007-1066) cuando escribe, quejándose, en el prolec del “Kitab al-Muhassas” :“¿Y cómo no he de cometerlos yo [los errores] en tiempos tan alejados [de cuando el árabe se hablaba con pureza] y teniendo que vivir con personas que hablan romance [lengua valenciana]?”. Y Aún faltaban 200 años para la Conquista de Jaime I.

0 comentarios:

Publicar un comentario