jueves, 8 de diciembre de 2011

ARGUMENTO Nº 10 CONTRA LA MENTIRA DE QUE EL VALENCIANO PROVIENE DEL CATALÁN

¿Cuántas veces hemos oído decir que los valencianos hablamos catalán porque en 1238, cuando Jaime I conquistó el Reino moro de Valencia nos trajo el catalán a través de sus huestes catalanas que colonizaron nuestro territorio?

Estoy harto de que digan que una persona que no sea filóloga no puede defender la originalidad e independencia de la lengua valenciana. Este reduccionismo nos llevaría que en política sólo pudieran votar los que hemos estudiado ciencia política. Lo que les fastidia es que un servidor ponga sobre la mesa docenas de argumentos de los “otros” filólogos, historiadores, sociólogos, politólogos y juristas que estudian las diferentes dimensiones que tiene los idiomas. Para ellos la ciencia es sólo suya y demonizan a cualquiera, aunque sea filólogo, que no piense como ellos. Son como la Iglesia en sus tiempos más necios: “Hay una verdad absoluta, la tierra es plana y Galileo es un impostor”.

Pues eso, “otro” filólogo, y eminente romanista y catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, Mourelle de Lema, encontró en sus investigaciones en la Catedral de Valencia un documento que data del siglo XII escrito en romance valenciano. ¿Esto qué significa? Pues que el Reino de Valencia seguía bajo dominación musulmana, Jaime I no lo había conquistado y, según los catalanistas, la lengua catalana “aún” no habría llegado a nuestras tierras. ¿Y cómo es que está escrito en valenciano? Pues porque aquí, los mozárabes valencianos (cristianos que vivían bajo el régimen islámico valenciano) hablaban valenciano antes de que nos conquistara Jaime I.

El documento es el “Epistolare Valentinum” que contiene lecturas bíblicas del Antiguo y Nuevo Testamento” que está escrito tanto en latín como en valenciano. Y esto no es nada extraño de la sociedad valenciana del siglo X, XI y XII ya que los cristianos valencianos en sus prácticas religiosas que eran mayoritariamente en latín (como lo ha sido hasta el siglo XX) compaginaban el uso de su lengua vehicular común, cotidiana y familiar que no era otra que el romance valenciano que hoy conocemos como lengua valenciana.

El uso del valenciano estaba tan extendido en la Valencia mora que incluso los poetas y literatos moros valencianos lo usaban en sus Jarchas desde el siglo X, 250 años antes de la llegada de Jaime I, como ya hemos visto en anteriores argumentos. Tal era ese uso y tan extendido estaba no sólo en la mozarabía cristiana que eran 60.000 almas frente a los 120.000 moros que usaban el árabe y el valenciano, que San Pedro Pascual escribió la Primera Biblia Parva en valenciano para una cristiandad que no había perdido su vitalidad pese a llevar 600 años bajo dominio musulmán.

Por esa misma razón el “Epistolare Valentinum” o “Les Planchs (lamentos) de San Esteve“ estaba escrito en valenciano y latín, para dar respuesta a una parte importantísima de la población que, además de ser cristiana, hablaba valenciano y rezaba en latín.

A partir del folio 161 aparece la epístola farsida que consta de paráfrasis en valenciano y notaciones gregoriana (en paréntesis) y que dice:

"(Lectio actuum apostolorum).Esta liço que legirem, dels fayts dels apostols la trayrem, lo dit sant luch recontarem, de sent esteve parlarem.

(In diebus illis).En aycell temps quant deus fon nat e fon de mort ressucitat, e puys el cel sen fon puiat, sent esteve fo lapidat.

(Stephanus autem plenus gratia et furtitudine faciebat prodigia et signa magna in populo).Anyats senyors pel qual raysó, lo lapideron lifelló, quan viron que deus en ell fo, e fes miracles per sondo”.

¿Os suena esa lengua verdad?. Creo que queda claro que si la Iglesia valenciana en la Valencia mora escribía en valenciano y latín se debía, sin ningún género de dudas, a que la población cristiana hablaba estos dos idiomas.

Los catalanistas, ante este documento hacen lo de siempre. Niegan la evidencia y dicen que es posterior, del siglo XIII, es decir de cuando en 1238 llegó Jaime I con 600 catalanes (franceses que hablaban un romance occitano) a conquistar Valencia. Si es así, ¿Cómo es posible que 600 soldados iletrados nos enseñaran a 200 mil valencianos y se extendiera de inmediato el uso del catalán en todo el Reino?

1 comentarios:

Molt bé. Ara escriu l'articul en llengua valenciana, per favor.

Publicar un comentario