domingo, 11 de marzo de 2012

Jordi Pujol: la historia de un crimen confesado

En 1999 publiqué un libro  titulado “LES CLAUS DEL PACTE DE LA LLENGUA” que se amplió en el 2008, conforme los hechos se iban consolidando con el paso del tiempo con "LA GRAN ESTAFA DE L´AVLL" (Academia Valenciana de la Llengua). 

Siendo Presidente del GAV y Secretario General de la Federacio Coordinadora d´Entitats Culturals del Regne de Valencia que hoy presido, 1.996 asistí en primera línea –cuatro entrevistas con Zaplana, RACV, Grisolía..) a una de las mayores tomaduras de pelo y fraude político que fue el nacimiento de la Academia Valenciana de La Lengua (AVL) pactada entre Aznar-Pujol-Zaplana para la manipulación y unión idiomática del valenciano y catalán.  . El acuerdo, al que llame “EL PACTO DE REUS”, se ha consolidado a lo largo del tiempo con esta denominación http://www.uiquipedia.org/Pacte_de_Reus. Mis amigos del PP me acusaron en su día de “ver fantasmas”. Luego los acontecimientos me fueron dando la razón.

Todo lo que relato y demuestro en esos libros los lo resume hoy el expresidente de la Generalitat Catalana, Jordi Pujol, en una crónica en el periódico LEVANTE EMV y en el libro de memorias que acaba de publicar En tan sólo estos dos párrafos que os transcribo se revela lo que conté en su día y que es de suma transcendencia para los valencianos que quieran saber la verdad de lo que está pasando en torno a la mentira de la unidad  lingüística.

Dice la crónica: Pujol explica que, tras el triunfo electoral del PP en 1996 por mayoría relativa, Aznar se ve obligado a negociar con CiU. El punto 7 de sus notas o exigencias, según se mire —compuestas por nueve epígrafes— plantea que el Gobierno del PP «nos asegure» que «en el País Valenciano el PP respetará la unidad de la lengua—independientemente del nombre de la lengua valenciana— y la política de normalización».

«Vaig deixar clar també que una de les condicions del suport era que s´havia de resoldre definitivament i bé el fals problema de la unitat lingüística del català, discutida pel PP de Valencia», explica el influyente político.

Pujol exige garantías a Aznar sobre este asunto y añade que antes de dar un paso para el acuerdo de Gobierno con el PP en 1996 «hemos de estar bien seguros de que la unidad lingüística será respetada»
.

«Para situar las cosas —añade Pujol en sus memorias— quiero recordar que durante todos mis años de gobierno he procurado no interferir en la política del País Valenciano. No utilicé nunca el término Països Catalans, que había usado alguna vez de joven. En cambio, sí que me mantuve siempre muy firme en la unidad lingüística del catalán y en todo aquello que pudiera representar una acción cultural conjunta». «Aznar —revela Pujol— me dijo que estaba de acuerdo y me indicó que hablara directamente con Eduardo Zaplana (...) que él hablaría también con el president de la Generalitat Valenciana, pero que debíamos de ser nosotros dos los que deberíamos encontrar una solución».

La entrevista entre ambos líderes políticos tuvo lugar el 8 de abril de 1996. Se celebró, «sin publicidad» en el Mas Calbó, entre Reus y Salou y donde en el siglo XI había nacido San Bernat Calbó. Zaplana, según la versión de Pujol recogida en sus notas del encuentro, aceptó la propuesta. El presidente se muestra satisfecho por ello en sus memorias y escribe que «aunque con dificultades, el acuerdo lingüístico se cumplió, sobre todo a través de la Academia Valenciana de la Lengua».


Enlace  DE LA PORTADA, CONTRAPORTADA E INDICE DE MI LIBRO: les Claus del pacte de la llengua. (http://www.elpalleter.com/actualitat/cultura/llibres/SentandreuPacteLlengua.pdf)


PRENSA:




0 comentarios:

Publicar un comentario