martes, 3 de abril de 2012

CHURROOOO.. VA!!



Cada vez que lo escuchábamos sentíamos verdadero pánico pues nos advertía que sobre nuestros lomos se iba a desplomar con toda sus fuerzas el bestia de Manolo que a sus 9 años pesaba casi 60 kilos. Era uno de nuestros juegos de escuela que hoy sólo es una foto para nuestra particular nostalgia y recuerdo de nuestro colegio y compañeros. Hoy he vuelto a pasar por Escolapios de Micer Mascó, mi colegio de siempre, y desde la calle, y pese a los edificios que ocupan el que fuera nuestro campo de futbol, se podía escuchar el griterío del recreo en el patio porticado donde formábamos para subir a clase, dirimíamos nuestra rivalidad OJE-SCOUTS y jugábamos a "churro va". Y es que el mes que viene cumplo 52. Casi nada!.

0 comentarios:

Publicar un comentario