miércoles, 12 de febrero de 2014

Claves para entender el alcance del dictamen del Consell Juridic sobre el valenciano y el catalán.

Claves para entender el alcance del dictamen del Consell Juridic sobre el valenciano y el catalán.
 por Juan García Sentandreu


   El Consell Jurídic Consultiu (CJC) ha dictaminado que la definición de valenciano incluida en el 'Diccionari Normatiu Valencià' de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) "no se acomoda" a lo que establece el artículo 6.1 del Estatuto de Autonomía y la ley de creación de la institución académica. El pleno de la AVL aprobó el 'Diccionari' en el que dice que el valenciano es "Lengua románica hablada en la Comunitat Valenciana, así como en Cataluña, las Islas Baleares, el departamento francés de los Pirineos Orientales, el Principado de Andorra, la franja oriental de Aragón y la ciudad sarda de l'Alguer, lugares donde recibe el nombre de catalán".

Para los que han recibido la noticia con optimismo quiero precisar cuál es el alcance del dictamen del Consell Jurídic Consultíu de la Generalitat: nulo. Cero. Puramente electoral. Es parte de la obra de teatro de la que escribía el otro día. Otro actor llamado a escena para que incrédulos y desencantados recuperen la confianza en el PP y en sus instituciones.

¿Por qué no tiene eficacia jurídica el dictamen del Consell Juridic Consultiu de la Generalitat Valenciana?

1.- Porque como su nombre y ley indica sólo es un “Consell” que “aconsella” y tiene carácter “Consultiu”. Sus dictámenes no tienen valor normativo ni tienen eficacia jurisdiccional. Lo que es no mismo, no son sentencias que puedan declarar nula la barbaridad cometida por la Academia.

2.- Porque las competencias normativas en torno a la lengua valenciana se la dieron las Cortes Valencianas a la Academia Valencia de la Lengua cuando se aprobó en 1998 la ley de esta y cuando, posteriormente, PP y PSOE pactaron la reforma del Estatuto del 2006 en el que le daban a la academia rango normativo, algo que no tiene el Consell Juridic Consultiu que, para que nos entendamos, es un órgano asesor de la Generalidad en el que pastan políticos retirados como Francisco Camps y el exsecretario general del PSOE, Joan Ignasi Pla.

3.- Porque para que el acuerdo normativo de la AVL sea declarado nulo, contrario al estatuto o a la ley, donde hay que acudir no es a los asesores del Consell Consultiu sino a los Tribunales, en donde por desgracia, y gracias la ley de la Academia del PP mueren todas las iniciativas que se han promovido contra el catalanismo ya que esta y sus dictámenes normativos recogen en multitud de  escritos que “catalán” es una definición “legal” para referirse a la lengua valenciana. Y contra esto, la Generalitat no ha hecho nunca nada más que tirar cohetes y fogueo de distracción. Todo menos derogar la ley de la Academia Valenciana y disolver la monstruosa institución creada por el Gobierno valenciano en un vergonzoso acto de traición la historia, a la identidad y al pueblo valenciano.


Lo de hoy, como lo de ayer y lo de antes, puro teatro que no lleva a nada bueno.

0 comentarios:

Publicar un comentario