viernes, 11 de septiembre de 2015

DULCES PARA UN GOLPE DE ESTADO



Fuera de la terminología politicamente "correcta" que nos aleja de la verdad de las cosas, Cataluña reparte dulces y pasteles con la bandera inconstitucional e ilegal del independentismo en la Diada y a las puertas de unas elecciones plebiscitarias que, de facto y de iure, son un auténtico golpe de Estado y una quiebra de la legalidad constitucional vigente. Esto, hecho por otros, sería motivo de calificativos como "fascista", "ultra", "golpista", pero en estos tiempos bobos en los que no se llama a las cosas por su nombre, incluso hay algun ministro que propone toda una reforma constitucional como paño caliente y concesión a los golpistas en la que se reconozca el "hecho diferencial catalán". El único hecho diferencial es la grave enfermedad de toda una sociedad que padece el engaño voluntario de creerse lo que no es y el de practicar la confrontación y el odio como instrumento cotidiano en el quehacer político. Y hasta los dulces dan prueba de ello.

0 comentarios:

Publicar un comentario