lunes, 12 de octubre de 2015

VALENCIA EN EL DÍA DE LA HISPANIDAD



Hoy 12 de octubre celebramos el día de la Hispanidad marcado por la conmemoración y recuerdo de la conquista de América. Cuenta la leyenda que la Reina Isabel tuvo que empeñar sus joyas para sufragar tan magna empresa pero la verdad no es esa.

13 años antes, Fernando II, rey de Aragón y de Valencia, y V de Castilla, el Católico, vino a Valencia junto con su esposa la reina Isabel de Castilla a jurar los Fueros del Reino de Valencia para lo cual se hospedaron en el Palacio Real que se levantaba desde el siglo X en lo que hoy son los Jardines del Real o Viveros. El Consell de la de la Ciutat salió en pleno a recibirlos en una entrada triunfal por las Torres de Serranos.

Los reyes juraron los fueros como muchos de sus antecesores, en la catedral de Valencia. Era el 11 de octubre de 1479. Todos los estamentos oficiales del reino le juraron fidelidad una vez el rey hiciera lo propio con los Fueros valencianos. Con la unificación de los reinos de España y el nacimiento de España como nación moderna, los Reyes Católicos establecieron la capitalidad en Castilla y crearon virreinatos en cada uno de los reinos de la Corona de Aragón. De esta manera, el Palacio Real de Valencia pasó a ser sede, no sólo de los reyes de España, sino también de los virreyes de Valencia que gobernaran el reino.

En una de las esporádicas visitas que los Reyes Católicos hicieron a Valencia, concretamente en 1489, la reina Isabel la Católica empeñó sus joyas para sufragar la conquista del reino moro de Granada, quedando depositadas en la catedral metropolitana. Aún faltaban 3 años para la conquista de América.

Fue en 1492 cuando la reina, aconsejada por el Escribano de Ración del rey, el valenciano Luis de Santángel, aceptó de este un préstamo de 1.140.000 maravedíes con el que se financió la conquista y descubrimiento de América por Cristóbal Colón.

“Y porque los reyes no tenían dineros para despachar a Colón, les prestó Luis Santángel, su escribano de Ración, seis cuentos de maravedíes, que son en cuenta más gruesa diez y seis mil ducados.[1] “Tomaron prestados los reyes al cavallero valenciano Luis Santangel, escrivano de Ración de la Corona de Aragón”.[2]

Luis de Santangel, el valenciano que financió la conquista del nuevo mundo ante las escaseces de la corona española que seguía empeñada por los costes de la conquista de Granada, consignó en su testamento que, a su muerte (1498) fuera enterrado en el monasterio de la Trinidad de Valencia (junto al Palacio Real) junto a la tumba de su tía, la reina Dña. Maria de Castilla, esposa de Alfonso el Magnánimo.

Extracto ampliado de mi libro "PALAU REAL DE VALENCIA" (2011) Juan García Sentandreu. Fundació Nou Valencianisme.

Foto: Imagen de Luis de Santángel al pie del monumento a Cristóbal Colón en Barcelona
[1] Francisco López de Gomara, Hispania Victrix.
[2] Juan de Mariana, Historia general, libro XXVI cap. III, pág 198, t. IX. Ed. citada Marcos-Miguel. Amberes 1737









0 comentarios:

Publicar un comentario